miércoles, 24 de abril de 2013

ECLIPSE PARCIAL DE LUNA DEL 25 DE ABRIL DE 2013


Estamos muy cerca de  una sucesión de eclipses parciales, comenzando por el de Luna  que se llevará a cabo el día 25 de abril de este año, en el grado 5 del eje Tauro-Escorpio.  La diferencia que hay con cualquier otra luna Llena, radica en que esta alineación solilunar, se forma muy cerca de un punto en el espacio llamado "Nodo"; y que en astrología, remite a situaciones de aprendizaje Kármico, así como también a todo aquello que implique una relación consigo y con los demás. En este caso, la Luna quedará involucrada con el Nodo Norte, o "Cabeza de Dragón", invitando a activar emociones oscuras que se han mantenido reprimidas e incosncientes; mientras que el Nodo Sur, o cola de Dragón, se ocupa de la consciencia Solar, que necesita iluminar cuestiones referentes al manejo de poder, y a los valores a los que adherimos sin cuestionar.
El momento en que la Luna se llena, es energéticamente magnético, -sobre todo teniendo en cuenta que es una Luna escorpiana perteneciente al elemento agua-, e implica la capacidad de mostrar una "marea alta" en el tono emocional, dejando fluir como si fuera el magma de un volcán, aquellos sentimientos que tienen una cualidad transformadora y raigal en la vida.  El dominio del plano emocional no es algo tan fácil de ejercer en este momento, y es probable que ocurran dos movimientos contrarios y simultáneos, respecto de manifestaciones de contenido sensible en dicho momento; haciendo que por un lado se develen sentimientos ocultos, y se entierren emociones dolorosas que de seguir a flor de piel, amenazan con provocar cambios que quizá no estemos dispuestos a aceptar.
Es un momento de purificación máxima de nuestro sistema emocional, y sería de profunda  ayuda, observar que tipo de sentimientos surgen durante el día previo y posterior a esta lunación. Quien pueda sintonizar con la necesidad de abrazar alguna crisis, podrá salir renovado, adoptando un nuevo concepto acerca del valor de las transformaciones y la resurrección personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada